Melconian: “Para un alemán esto es hiperinflación, para la Argentina es otra cosa”

Economía 22 de febrero de 2023
El economista se refirió a los dichos de la ministra de Trabajo, Kelly Olmos, quien celebró que los precios no se habían descontrolado. Admitió que se logró estabilizar a la inflación en niveles altos pero dijo que esta lógica lleva a un “paradero berreta”

El economista Carlos Melconian se refirió a los dichos de la ministra de Trabajo Kelly Olmos, que había asegurado que los precios en la Argentina no se habían “descontrolado”. El especialista coincidió parcialmente en que, para los estándares de la Argentina, “descontrol es otra cosa”, pero consideró que esta estabilización de la inflación en niveles altos tiene un “paredero berreta”.

“Si pensamos como se pensaba en julio o agosto, se iba rumbo a la hiperinflación. Para un alemán, esto es hiperinflación. Para la Argentina y muchos de los que estamos acá, hiperinflación es otra cosa. Descontrol es otra cosa”, señaló, pero comparó a la estabilidad en los registros mensuales de inflación en niveles altos del 5% o el 6% como una “dieta” que no ayuda a bajar de peso, pero al menos no dispara aún más el sobrepeso.

“Si yo veo la dieta que estás haciendo yo sé que en la balanza no vas a pesar menos. Porque por más que te autoimpongas la idea voluntarista de bajar de peso yo estoy viendo lo que vos comés. Entonces Argentina está en una economía inflacionaria, de este nivel, donde para las cabezas políticas de quienes tienen que ir a una elección es un problema pero probablemente para la ministra es un alivio, porque la pararon ahí. Con 5% o 6% mensual no se gana una elección, claro, pero vienen y te dicen mirá, firmá estabilizarlo acá porque puede ser peor todavía”, ejemplificó.

“Si pensamos como se pensaba en julio o agosto, se iba rumbo a la hiperinflación. Para un alemán, esto es hiperinflación. Para la Argentina y muchos de los que estamos acá, hiperinflación es otra cosa. Descontrol es otra cosa”
“No vas a bajar de peso, pero tampoco te tenés que tirar a chanta. Tenés que hacer cosas para mantener ese sobrepeso, sino te vas a algo peor”, comentó.

“No es Real Madrid con el Liverpool. Es Caruso [Lombardi]. Ese es el tono que no puede continuar en la Argentina (...) El país tiene que hacerse cargo de encarar las cosas que se dicen. Por eso es un país en decadencia porque tenés que recuperar el horizonte, la confianza, el crédito, sino es un paradero berreta”, agregó.

Melconian se refirió también a la “bomba” de deuda en pesos que deja el Gobierno como herencia a la próxima administración y que fue denunciada por economistas de la oposición es sustentable, siempre y cuando se mejora el frente fiscal. “Si se corta el déficit fiscal la deuda en pesos es sutentable. Yo digo que no hay ninguna bomba porque hay que desterrar ese tipo de palabras, seas de Boca o de River. Sí hay que dejar de llenar la canoa con agua, que es el déficit fiscal. Porque al final del día terminás decidiendo si tenés más deuda o tenés más inflación”, dijo.

“Si vos tenés déficit fiscal alguien lo tiene que financiar, y la forma hoy es deuda. La deuda no es un problema , en estos valores. Si los parás acá”, dijo.

En ese sentido, dijo que es necesario un liderazgo político y un diagnóstico acertado para llevar adelante el próximo Gobierno que, cualquiera sea el resultado de la elección, va a surgir de una coalición y no va a tener un poder enorme.

“Acá se supone que va a ganar una coalición con un presidente que no va a recibir ninguna avalancha de votos. Aún con el 54% que sacó CFK, tenés del otro lado un 46 por ciento. Para hacer un cambio estructural en una economía vos necesitás acuerdos. Tenemos que aprender cómo se lidera una coalición y, a partir de ese momento, como se llega a un acuerdo con el que empieza a ser oposición. Porque donde vos ponés el dedo se necesita un cambio de raíz en la Argentina”, consideró.

“Si se corta el déficit fiscal la deuda en pesos es sutentable”
“Tiene que tomar una decisión política porque bajar el déficit fiscal tiene distintos mecanismos y este Gobierno está usando el peor: la inflación. Fijate que el gasto público nominal aumenta como el de Guzmán y sin embargo el déficit real cae, porque Guzmán tenía 52% de inflación y ahora tiene 100%. Vas licuando.

“Esa es la peor manera. Hagamos un plan anti inflacionario en donde el gasto caiga a nivel nominal. No es mandar un cohete a la luna, es sentarse y revisar el gasto público. Y ahí encontrás la previsión que explotó también por una inusual cantidad de jubilaciones que otorgaste sin haber hecho los aportes, subsidios a la luz, el gas y el transporte de colectivos explotaron, los planes sociales explotaron y hoy las provincias en general tienen superávit del fisco porque han recibido mayores coparticipaciones.

Por supuesto que acá hay que cambiar todos los gastos que hacen a la ética y a la moral del gobernante, pero lo sustancioso no está ahí. Vos hablás con cualquier trabajador y sabe que los servicios valen lo que valen. Las auditorías de planes sociales detectaron miles de problemas

“Hay que erradicar la palabra no salimos más, hay que erradicar eso de que esto no tiene solución, hay que erradicar eso de que esto yo ya lo viví. Esto tiene solución, tiene que tener el liderazgo político”, concluyó.

Te puede interesar