EN SEGURIDAD TODO ES A CORTO PLAZO, CON MEDIDAS INSOLVENTES

Opinión 03 de abril de 2023
“A corto plazo se requieren políticas represivas donde pongamos orden y disciplina y donde haya una acción y una reacción; un castigo inmediato y potente a cualquier acto criminal que se realice".

“Hoy, todos estamos con la familia de Pedro Barrientos, sin dudas. Estamos ante un grave problema no resuelto. La seguridad sin un buen Ministerio de Educación, sin un buen Ministerio de Deportes, sin enseñar a ser emprendedores, sin educar al ciudadano, deriva solo en medidas a corto plazo, terminan siendo medidas insolventes, cuando debe trabajarse en el factor disuasivo. En seguridad es menos palabras y más acción“, aseguró Daniel Adler, especialista en Educación Financiera y Emprendedurismo.

Daniel Adler, antes de dedicarse a la Educación Financiera, se formó en Israel en la unidad especial Golani, con un perfil como experto en seguridad y antiterrorismo urbano. Con varios cursos y maestrías en diferentes países, se especializó en combate de delincuencia organizada y antimafia. Más tarde, además de haber creado su propia agencia de seguridad en Ecuador, fue creador de múltiples planes de contrainteligencia criminal, en ese país y Colombia, a pedido de los gobiernos de ambos países.

Adler comentó que: “la situación en Argentina es bastante grave, y no solo en Rosario o en el Gran Buenos Aires. Se ve gran inacción por parte de las fuerzas de seguridad en este sentido, en los funcionarios. Las fuerzas especiales o unidades especiales tienen que entrar en acción. Tiene que haber rediseños de políticas públicas. El Estado debe estar más presente y preparado”. 

“La gente debe tener cuidado, estar atenta en la calle, pero la ventaja táctica siempre la tiene el delincuente, porque va armado y, la mayor parte de las veces, narcotizado, bajo los efectos de algún tipo de droga, lo que es una combinación muy peligrosa y tiene el factor sorpresa a su favor. Nosotros vamos por la calle pensando en otra cosa, en nuestro trabajo, nuestra familia, etc., pero el delincuente va pensando en delinquir”

“Al mismo tiempo – continuó Adler-, las fuerzas de seguridad suelen tener ciertos límites de acción e, incluso, en ciertos casos hay inferioridad de armamento por parte de estas fuerzas ante el utilizado por los delincuentes. Y, para colmo, hay integrantes de las fuerzas que también actúan en connivencia con los delincuentes, por lo que también hay gente que no confía en las fuerzas de seguridad para su protección. Esto resulta en la baja cantidad de denuncias existentes en relación con los casos reales, porque la gente no confía en el Estado y sus fuerzas de seguridad, ni en que puedan resolver los delitos, cuando la gente debería poder denunciar con tranquilidad cuando ve un mal accionar y ver resultados”

Adler explicó que en materia de seguridad “a corto plazo se requieren políticas represivas donde pongamos orden y disciplina y donde haya una acción y una reacción; un castigo inmediato y potente a cualquier acto criminal que se realice. A largo plazo, la mejor forma de tener una sociedad pacífica o reducir la delincuencia, es evitar que una persona incurra en un delito por saber que tiene cosas importantes que perder. Si una persona tiene recursos económicos o un negocio, es difícil que se transforme en un delincuente. La situación económica lleva a esto. La educación financiera, el que una persona pueda llevar adelante una idea, algo que le gusta, un emprendimiento, lo hará crecer y lo alejará del delito”

“Hay que tomarlo como una herramienta a largo plazo. Actuar ya, en este instante contra el delito, de manera contundente, y comenzar a educar a nuestros chicos para el futuro, tanto en deportes, en educación formal en educación financiera, en enseñarles a ser sus propios jefes. La Argentina ya no es ese país de antes, con excelencia educativa. Ha caído mucho y hay que volver a recuperarla”, finalizó el especialista.

Newsletter

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email