Con el Tango 01 fuera de uso, el Gobierno confirma la inminente compra de un avión presidencial

Política 24 de noviembre de 2022
La aeronave le costará 25 millones de dólares a las arcas públicas; pero se reconocerán tres millones por la entrega del viejo; el episodio de salud del Presidente en el exterior apuró los plazos
ADG2PI7WCRHMRFZBDGWWGJTME4

La compra de un nuevo avión presidencial es prácticamente un hecho, según afirman en la Casa Rosada, pese a que todavía quedan pasos fundamentales para concretar la adquisición de la aeronave. La licitación estaba abierta desde hace casi dos años, pero se encaminó en el último tiempo y podría concretarse antes de fin de año.

“Está avanzada, no concretada, pero muy avanzada. Es un ahorro, porque tiene larga vida útil y es menos que todos los alquileres que se pagan actualmente”, detalló. La aeronave, cuyas características no fueron especificadas por la administración Fernández, podría estar en el país antes de fin de año.

 
El proceso llevaba casi dos años abierto, bajo la supervisión de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI), que funciona desde 1944 en el marco de Naciones Unidas y es el organismo más importante en su tipo. En paralelo, en el Gobierno hubo una alerta sobre la necesidad de contar con aeronave propia, tras el incidente de salud que sufrió el presidente Alberto Fernández en Bali, Indonesia.

O4I43H7GSZBAZC6VRVWI5EACXY

“Más que nada nos puso en alerta por el tema de la falta de conectividad”, explicaron en Balcarce 50. Tras lo que agregaron: “Durante 15, 16 horas no hubo noticia sobre la salud del presidente, iba parte del Gabinete y todo desconectado”.

Fernández se descompensó en la isla a la que llegó para participar del G-20 y la vuelta, si bien ya estaba estabilizado y monitoreado por uno de los profesionales de la Unidad Médica Presidencial, fue en el avión de Aerolíneas Argentinas que se fletó para la gira por Francia e Indonesia que se produjo su regreso, sin poder tener conexión activa durante los vuelos.

“Con avión propio, ante una circunstancia así, se podría disponer de inmediato la vuelta, algo que no es tan fácil de otra manera, por más que sea que uno viaja con aerolínea de bandera”, agregó la fuente oficial consultada.

Con respecto al valor de la aeronave, cerca de Fernández explicaron que está en el orden de los 25 millones de dólares, pero se reconocerán alrededor de tres millones de dólares por la entrega del Tango 01, que hoy está fuera de uso.

“Es un proceso super transparente, bajo normas de la OACI, una licitación internacional de más de un año y medio”, completó. Tras lo que ampliaron explicando que en la práctica será casi “un ahorro porque es menos que todos los alquileres, tiene una vida útil de alrededor de 30 años, con lo cual lo van a poder aprovechar muchos presidentes y se entrega el Tango 01, que pese a no estar en uso aún así genera gastos”. Evaluaron el precio como una “oportunidad” y resaltaron la “movilidad y conectividad”, que aportará la aeronave.

Falta de conectividad
El tema de la conectividad es uno de los centrales que se tienen en cuenta. En las actuales condiciones de vuelo, Fernández pasa largas horas sin saber qué pasa exactamente en Argentina. Solo lo mantiene conectado con el país el teléfono satelital de la aeronave y que no tiene conexión full time. Por ese motivo, incluso, el mandatario evita viajar durante el día y prefiere hacerlo por la noche, donde la posibilidad de que haya novedades son menores.

Según explicaban durante la última gira, poner internet en un avión de Aerolíneas Argentinas implica que la nave debe estar varios días fuera de servicio e incluso una vez que eso suceda, no hay seguridad de que sea la que le toque al mandatario en su próximo vuelo, por lo que hasta ahora no se puso en ninguno.

El del avión presidencial es un tema sensible para el gobierno, que hasta hace pocos días reconocía que era “más negocio comprarlo, que seguir charteando vuelos de Aerolíneas, pero hacerlo, más allá del desembolso del momento, es la apertura asegurada a críticas de todo tipo”, advertían.

La situación de la falta de aeronave presidencial fue una de las que abarcaron Fernández y el brasileño Luiz Inácio “Lula” da Silva, a fines de octubre pasado cuando el argentino viajó a Brasil al día siguiente del balotaje en el que el exmandatario se impuso sobre el actual mandatario Jair Bolsonaro. Allí,  esta semana, el brasileño le aconsejó cómo resolver el dilema. “Alberto, haceme caso, comprate el más grande, cómodo y lindo que encuentres. De todos modos te van a putear, hagas lo que hagas”, le dijo.

J6DJV3A3IFAM5HGDOJQNJNTKXE

En conferencia de prensa, la portavoz Gabriela Cerruti fue consultada hoy por una nota de Clarín en la que se adelantaba la compra y respondió: “No sé lo que circula, la información oficial está en la licitación y cuando haya alguna información se las vamos a hacer saber”. Tras lo que aseguró que el mandatario no viaja en vuelos comerciales porque “viaja con toda una comitiva” y “debe cumplir con los protocolos de seguridad de Argentina y los distintos países”. Cerruti remató: “El Presidente no puede llegar a con su valijita y su computadora”.

 

Te puede interesar