En medio de la polémica de los planes sociales, Tolosa Paz dará de baja la auditoría de las universidades

Política 11 de noviembre de 2022 Por Nicolás Sarter
Implementará otro sistema ante la lentitud del relevamiento que dispuso Juan Zabaleta, hace 40 días; revisan los datos de un informe sobre beneficiarios que compraron dólares o tienen bienes registrables
tolosa paz

La ministra de Desarrollo Social, Victoria Tolosa Paz, dará por terminadas las auditorías sobre el Potenciar Trabajo que dispuso hace poco más de un mes su antecesor, Juan Zabaleta, y que implicaban un acuerdo con universidades nacionales para un relevamiento presencial de los beneficiarios para obtener información demográfica. En su lugar, la funcionaria dispondrá un sistema de validación de identidad digital, más un formulario on-line, que se pondrá en práctica a fines de este mes y que busca acelerar el control sobre la distribución de los planes sociales.

Por otro lado, el Ministerio de Desarrollo Social buscará desgranar los datos de un informe elaborado por la AFIP que determinó que, entre los 1.383.279 beneficiarios del Potenciar Trabajo, hay más de 250.000 que tienen a su nombre bienes registrables, o declararon Bienes Personales o compraron dólares.

En el edificio de los murales de Evita reconocieron que es imposible que casi un 20% del padrón del Potenciar Trabajo haya “trampeado” el sistema por estar en una situación económica incompatible con la necesidad de percibir un plan social.

El jueves hubo una extensa reunión técnica de funcionarios de Desarrollo Social y de la AFIP para analizar la situación: ya detectaron que muchas de las 253.184 personas que figuran en el informe del organismo recaudador solo tiene una moto a su nombre, es decir que no están cometiendo una irregularidad. Otro dato es que hoy hay 1,1 millones de personas que declaran Bienes Personales, con lo cual resulta imposible que un cuarto de esos contribuyentes perciban un plan social.

Por eso, desde el Gobierno advierten que todavía hay que entrecruzar datos de bases públicas para definir las irregularidades y proceder a las bajas que correspondan y que implicarán un universo sustantivamente menor al que figura en el informe de la AFIP, que es estadístico y no nominal.

Nueva auditoría


Según pudo saber el diario La Nación de fuentes del ministerio, hasta ahora las auditorías con las universidades solo llegaron a revelar 35.000 beneficiarios de planes . Según las nuevas autoridades de la cartera, a ese ritmo no se podría terminar el proceso antes de que culmine el mandato de Alberto Fernández. Con ese justificativo, se recalculará y se buscará hacer una validación de identidad y de titularidad de cuenta bancaria de todos los inscriptos en el Potenciar Trabajo a través de la aplicación Mi Argentina.

A pesar de la oposición de las agrupaciones sociales de izquierda, que este jueves protestaron en la 9 de Julio, Alberto Fernández y Tolosa Paz son inflexibles en la decisión de disminuir la nómina de beneficiarios del Potenciar Trabajo, e ir migrando los fondos a la asignación de herramientas para la economía popular. En ese sentido, la definición que se tomó es que quien no valide su identidad con el nuevo sistema, no podrá seguir recibiendo la asignación del plan social. Los dirigentes de Unidad Piquetera se quejaron por el cambio de rumbo y aseguraron que el ministerio está “sin brújula” por dar de baja el sistema de auditorías que se dispuso semanas atrás.

“Se tomó la decisión de hacer una auditoría digital. Nos basamos en la experiencia del programa Mi Pieza en donde las mujeres más pobres de la Argentina accedieron de manera digital, accesible y transparente al programa”, dijeron a cerca de Tolosa Paz.

Aseguraron que con ese programa, a través de la aplicación Mi Argentina, ya se logró la validación de la identidad vía Renaper, la inscripción de las cuentas bancarias, el giro del dinero y la rendición de gastos con “una trazabilidad absoluta”. “La herramienta que hay que utilizar para auditar el Potenciar Trabajo es Mi Argentina, con validación de identidad y un formulario para conocer mejor a los beneficiarios”, insistieron. Y aseguró que “en cinco minutos se puede tener un diagnóstico preciso” de la situación de cada beneficiario, su terminalidad educativa y si quiere trabajar o estudiar como contraprestación al plan, que es el equivalente a medio salario mínimo vital y móvil [$29.850].

Se estima que el desarrollo de la nueva plataforma para validación de identidad -cuya implementación está a cargo de la secretaria de Innovación Tecnológica de la Jefatura de Gabinete, Micaela Sánchez Malcolm- estará lista el 25 de noviembre. En el cronograma del Ministerio de Desarrollo Social está previsto comenzar con el proceso de validación de beneficiarios el lunes 28 de noviembre y desplegar una campaña de difusión de 35 días para que las personas ingresen al sistema. También esperan contar con el favor de los movimientos sociales en el territorio, para ayudar con el proceso.

Te puede interesar