El peso se devaluó 6,5% en octubre y tuvo su mayor caída oficial de los últimos 38 meses

Economía 31 de octubre de 2022
Cerró a $156,91 para la venta en una jornada en la que el Banco Central hizo, además, la mayor venta de reservas desde inicios de agosto pasado

El Banco Central (BCRA) convalidó en octubre la mayor tasa mensual de depreciación del peso desde que gobierna Alberto Fernández: lo dejó caer 6,51% en relación con el dólar estadounidense, al pasar el valor de referencia para la venta del billete de $147,32 a $156,91 del último día de septiembre a hoy.

Se trata, a su vez, de la más grande devaluación del peso desde que -ante el sostenido descalabro cambiario y la pérdida de reservas-, la administración de Mauricio Macri se viera forzada a establecer una política de administración del tipo de cambio (que había dejado flotar hasta entonces) a mediados de agosto de 2019, tras caer ampliamente en las elecciones primarias.

Fue luego a que ese resultado electoral le siguiera una devaluación del 22,5% del peso sólo en la jornada siguiente, lo que haría que el peso se termine devaluando 33,4% a lo largo de ese mes.

Con este nivel de ajuste, la entidad que conduce Miguel Pesce habría logrado alinear la tasa de ajuste mensual del dólar con el nivel de indexación que maneja la economía local al mismo plazo por segundo mes consecutivo, dado que en septiembre tanto el índice de precios al consumidor (IPC) como el dólar oficial habían subido 6,2%.

Claro que esto verificó solo más de dos años de manifiesta descoordinación al respecto, algo que se pagó con el regreso a un nivel de atraso similar al que se verificaba en los meses previos a que se desatara la corrida contra el peso, hacia fines de abril de 2018, y ayuda a mantener muy elevadas y sostenidas las expectativas devaluatorias.

fuerte sventas

“Hace dos años que las tres variables principales no estaban tan alineadas, aunque con una diferencia: en 2020 se ajustaban todas al 2,5% mensual y ahora corren todas al 6,5%”, hizo notar el economista y consultor Fernando Marull.

El nivel de ajuste del mes del peso, que llega al 52,75% en lo que va del año, quedó definido en una jornada en la que el BCRA hizo la mayor venta de reservas en casi tres meses, al verse obligado a aportar al mercado US$125 millones de sus famélicas reservas propias para poder dar curso a los pedidos de compra que superaron los numerosos filtros de aprobación.

De este modo habría registrado al cabo de octubre “un saldo vendedor de unos US$498 millones”, según calculó el operador y analista, Gustavo Quintana, de PR Cambios.

La cifra muestra que el balance negativo de sus intervenciones estuvo apenas 20% por debajo de las estimaciones iniciales que habían realizado los analistas, quienes lo estimaban con un piso de US$600 millones antes de que se conocieran las nuevas medidas restrictivas.

Es un saldo que no deja de ser inquietante, teniendo en cuenta que durante el mes se instrumentó el nuevo SIRA, para establecer un férreo control a las importaciones, y se buscó acortar la demanda minorista generando el denominado dólar Qatar.

Te puede interesar